El centro de acogida para menores “La Casa de la Infancia” de Maó y la Cruz Roja han sido los depositarios de las acciones benéficas auspiciadas con motivo del último partido del año 2016 del Made in Menorca disputado excepcionalmente en el Polideportivo Municipal mahonés. Representantes del Made in Menorca – Bàsquet Menorca, Rosendo Pons y Oriol Segura, y los jugadores del equipo, Pitu Jiménez y Jan Orfila, han participado en la simbólica entrega del gesto solidario del aficionado menorquín. A La Casa de la Infancia se le ha entregado un donativo de 600 euros, producto del euro que el club ha destinado a la causa de cada entrada vendida y del euro que aportó cada socio, cuya acceso al partido fue gratuito. En el momento de la entrega aparecen en la imagen junto a la Consellera de Benestar Social i Família, Maria Cabrisas Pons, y Joan Junoy.

Ses Canaletes fue el escenario de la entrega de los alimentos no perecederos recogidos. Al acto asistieron Rosendo Pons, presidente del CCE Sant Lluís, y Tomeu Pons Huguet, en nombre de la Cruz Roja, junto a la plantilla y cuerpo técnico de Liga EBA.