El Hestia Menorca cumplió este 20 de mayo su aniversario en el ascenso a la tercera categoría, 365 días en los que ha crecido social y deportivamente.

Fotografía Manolo Barro

El 20 de mayo quedará grabado, para siempre, en la afición menorquina de baloncesto. Se cumplirá, de ahora en adelante, un aniversario tras otro de la gesta firmada por el Club Bàsquet Menorca en 2018 que desembocó en el ascenso a LEB Plata. Un año después, el club ha crecido no solo deportivamente sino también socialmente hasta crear un proyecto que ha logrado implicar a toda la isla.

En el año del debut en LEB Plata, se firmó la permanencia con la suficiente antelación como para vivir las últimas jornadas sin tener que estar pendiente de otros resultados. Ha sido el mínimo margen de relax que ha tenido una plantilla, la del Hestia Menorca, que ha sido capaz de recuperar la ilusión en la afición menorquina al baloncesto logrando una media de 2.200 asistentes por partido, lo que asciende hasta las 37.000 espectadores al Pavelló Menorca en esta temporada.

Todos los clubes de la isla han acudido a algún partido de LEB Plata, cuyas canteras han disfrutado y nos han hecho disfrutar participando en los tiempos muertos de los partidos en casa. En especial, el caso del CB Boscos de Ciutadella con quién hemos logrado cerrar un acuerdo de vinculación que nos une para trabajar codo con codo en el presente y en el futuro. Y no solamente baloncesto se ha visto en los descansos ya que otras entidades nos han honrado con su visita y han compartido sus actividades con el público del pabellón.

Un mate al estigma

Fotografía Jaume Fiol

Desde el inicio de la temporada ligamos nuestro camino al de la Fundación Hestia para trabajar no solo por el bien del baloncesto sino del aspecto social. Quisimos ligar la trayectoria deportiva al trabajo del día a día para luchar contra los estigmas que padecen las personas con enfermedades de salud mental. Por ello nos pusimos a disposición de la Fundación Hestia, a través de su Directora de Comunicación, Lola Maiques, para facilitar entradas y que disfrutaran de los partidos no solamente en Menorca, también fuera de la Isla, llegando hasta las 500 entradas.

Además, en algunos de los lugares donde el equipo ha jugado, hemos conseguido que otros clubes se sumaran a la acción organizando charlas para colectivos de personas afectadas por este estigma. Tenemos la inmensa satisfacción de haber contado con la participación de 800 personas en estos encuentros que valoramos de forma muy positiva.

Además, hemos participado directamente en tres de las cinco cápsulas que se han grabado para la Fundación Hestia con el objetivo de dar visibilidad al estigma. Nuestros jugadores Quim Salvans, Duby Okeke y Jorge Jiménez han sido los protagonistas de unos vídeos que también han contado con la participación de dos personas diagnosticadas con una enfermedad mental que han compartido su testimonio directo, Manu y Martín.

Una tendencia en redes

El crecimiento también se ha notado en las redes sociales, nuestras vías de contacto y la ventana para nuestros aficionados. En total contamos actualmente con más de 7.380 personas que nos siguen y que se interesan por nuestro día a día. Aquí hay unos datos que explican este crecimiento:

  • En Twitter, las impresiones de los diferentes tuits publicados a lo largo de la temporada ascienden hasta 1.804.200, lo que significa que la actualidad del club ha alcanzado a alguna persona casi dos millones de veces. El número de seguidores supera los 1.620.
  • En YouTube contamos con 18.700 visualizaciones durante esta temporada, con un total de minutos consumidos de 52.300 y más de 255 seguidores.
  • En Facebook ya superamos los 2.450 seguidores, mientras que en Instagram la cifra asciende hasta superar los 3.000 seguidores.

No cabe duda que ha sido un año maravilloso, pero queremos seguir creciendo. Más que nunca queremos ser fieles a nuestro lema, “Una illa, un equip!”.