Mahón, 15 de mayo 2019

Antes de que se haga oficial que no continuaré la próxima temporada en el Club Bàsquet Menorca, me gustaría escribir esta carta de agradecimiento para todas aquellas personas con las que durante estos dos años he compartido y vivido verdaderos momentos únicos e irrepetibles, que no olvidaré nunca.

Empezaré con Jan: Compañero de habitación, empiezo por ti porque con tu llamada un día de julio de hace 2 años me propusiste ir a Menorca a jugar. Era el único que ya conocía pero durante estos 2 años te he podido conocer de verdad, y una cosa me ha quedado clara, hay que conocerte para quererte. Nunca mejor dicho.

Pitu y Andreu Matalí: qué decir de vosotros? De pequeño os vi jugar muchísimas veces desde la grada cuando veníais a Mallorca, a jugar contra el Inca y el Palma. Y no hubiera imaginado nunca poder veros jugar desde la pista, a vuestro lado. Para mí ha sido un orgullo poder jugar con dos jugadores de vuestra calidad pero lo que más me ha asombrado es que vuestra calidad humana es mil veces mejor. He disfrutado como un enano de ver las “viguerías” que habéis hecho en la pista. Además de ver lo que significa ser un ejemplo para los demás.

Llufriu y Cice: los más jóvenes pero sin ninguna duda los más trabajadores y humildes. El gran trabajo que habéis hecho siempre “por y para el equipo”. Tenéis todo mi respeto.

Lluís Livermore, Manu Benito: Enseguida congeniamos, algo muy fácil por vuestro buen carácter. Para mí habéis sido uno de mis punto de apoyo más importantes. A quienes os he confesado mis inquietudes y “pájaras mentales”. Siempre nos habéis escuchado e intentado dar el mejor consejo posible. Aunque no podéis jugar y tampoco tomar las decisiones. Sois imprescindibles. Habéis hecho esfuerzos personales para que estuviéramos los mejor posible cuando en muchas ocasiones no teníais porque hacerlo. GRACIAS.

Paco Gomila: Ya te lo dije delante de todos, te mereces que el pabellón lleve tu nombre. Nunca una mala cara, nunca un mal gesto, siempre atento, siempre dispuesto a ayudar. La gente puede estar tranquila que mientras Paco Gomila siga en el Pavelló siempre estará impecable. MIL GRACIAS.

Miki Ortiz, Oriol Pagès: Ya lo hemos hablado. Al final quedan los buenos momentos. Estoy muy agradecido por todo lo que hemos vivido en Menorca, y sin duda es también gracias a vosotros. Quiero aprovechar para decir que son unos trabajadores innatos. “Están enfermos por este deporte”, con el buen sentido de la palabra. Que la gente no dude que hacen lo mejor posible.

Biel Tudurí, Joan Vidal, Carlos Gómez, Loren Pons: muchas gracias por preocuparos por el equipo. Siempre que hemos necesitado algo habéis estado allí. No cambiéis nunca este buen hacer que tenéis, hace que todos los que lleguen a la Isla se sientan como en casa.

Oriol Segura “Presi”: eres como el padre del Club. No sé si es porque vienes del rugby o por otro motivo, pero sea por lo que sea, lo que transmites es la esencia de lo que significa este proyecto “UNA GRAN FAMILIA”, todos somos uno.

AFICIÓN – EQUIPO – DIRECTIVA

Afición: ya por acabar, vosotros sois los que realmente hacéis que el Bàsquet y Menorca sean tan especiales. Merecéis el mejor equipo y la mejor liga para la mejor afición. Estoy seguro que algún día todo llegará.

Únicamente os pido un favor. Seguid cuidando y mimando entre todos fundaciones como Hestia, es bestial ver cómo hemos ayudado entre todos a través de una cosa tan sencilla como es el deporte.

Una illa, un equip!

Biel Torres